De pendoneo por Bélgica

Sueña, ríe, camina y descubre uno de los países más pequeños pero más mágicos y curiosos de Europa.

¡Saint Nicolas/Sinterklaas ha llegado cargadito de regalos!

Image

Saint Nicolas (parte francófona)/Sinterklaas (parte flamenca)

Ángela Ruz Calero

Hoy es 6 de diciembre. Día especial tanto para españoles como para belgas. Para los primeros es el Día de la Constitución, festivo nacional. Para los niños belgas el día que han estado esperando todo el año. Y es que hoy, en concreto esta mañana, los más pequeños de la casa (y no tan pequeños) se han levantado con toda la ilusión por encontrar en sus zapatos los regalos que les han dejado Saint-Nicolas y Père Fouettard y que se han ganado por ser niños buenos durante todo el año.

Pero os preguntaréis ¿quién es Saint-Nicolas? Saint-Nicolas es un hombre de mediada edad, con una enorme barba blanca, vestido de rojo y blanco y que va siempre con su báculo. “¡Ah, Papá Noel!” -diréis algunos- ¡¡NO!! Saint Nicolas (Sinterklaas para los flamencos) fue alguien real, convertido en Santo y canonizado después de su muerte, cuando cogió popularidad.

Hay muchas leyendas sobre la identidad de este personaje y depende de la región en la que vivas de Bélgica oirás una distinta (también se celebra en otros países europeos como Holanda y Francia). La más común es que Saint-Nicolas fue el protector de los niños durante su vida. Cuenta la leyenda que vino de Oriente con la idea de ayudar y proteger a todos los infantes hasta su muerte.

De ahí se cogió la idea de que, cada año, el 5 de diciembre por la noche, San Nicolás viene desde España (al parecer tiene su residencia en un país más cálido que el belga, no es para nada tonto…) cargado de juguetes para todos los niños que se han portado bien. Algo muy parecido a nuestros Reyes Magos del 6 de enero.

Image

Père Fouttard, ayudante de San Nicolás

Saint-Nicolas no trabaja solo, es más… no trabaja, ya que todo el esfuerzo lo hace un su ayudante, el Père Fouettard. El Père Fouettard es un joven que carga con los regalos y el encargado de deslizarse por las chimeneas para dejar los regalos en los zapatos. Debido a esto, este personaje aparece siempre manchado de hollín y se le representa con piel negra. Este aspecto, al parecer, crea siempre en Bélgica una continua batalla entre algunos sectores que piden que se retire esta fiesta o esta tradición, ya que la consideran racista: “el hombre blanco e impoluto va siempre en su caballo y manda al “negro” a que trabaje”, es su argumento. ¡Incluso este año se han recogido firmas en contra de esta festividad! Sin embargo, debemos tener en mente que en verdad el Père Fouettard es un muchacho blanco que, agradecido por la bondad de Saint-Nicolas con todos los niños, decide ayudarle en su trabajo y se mancha de hollín en su cometido. No tiene, ni siquiera en su origen, una idea racista.

¿Cómo se preparan los niños belgas para esta gran noche? Dejan sus zapatos listos y preparados cerca de la chimenea o de una ventana, zanahorias para el burro de Saint-Nicolas y se acuestan esperando impacientes al día siguiente, ¡prácticamente como en España la noche de Reyes! Por la mañana cuando se levantan, los niños descubren que las zanahorias han desaparecido (¡magia!) y que en su lugar hay grandes paquetes repletos de juguetes que anteriormente han pedido en su carta a Saint-Nicolas. ¡Pero cuidado aquellos que no han sido buenos durante el año! Porque Saint-Nicolas no se anda con chiquitas… mientras que a nosotros los Reyes nos traen carbón, ¡a los belgas, el Père Fouettard los mete en su saco y se los lleva! Así, todos los niños intentan ser buenos durante el año, aterrados por la idea de despertarse el 6 de diciembre lejos de su familia.

Como hemos dicho anteriormente, los grandes también celebran su Saint-Nicolas, y, en general, nosotros recibimos chocolate. Es por eso que en los supermercados durante todo el mes de noviembre se pueden comprar figuras de chocolate (blanco, con leche y negro) de Saint-Nicolas y el Père Fouettard. ¡Y aquí una servidora ha recibido su figurita de chocolate belga de Saint-Nicolas con la misma ilusión que una chiquilla!

Ahora queda un año entero para demostrarles a Saint-Nicolas y a Père Fouettard que somos dignos de quedarnos en casa jugando con nuestros próximos regalos o, en su defecto, que nos hemos ganado un buen trozo de chocolate BELGA. ¡Feliz día de Saint-Nicolas a todos! 

Find the English version of this post HERE

Anuncios

Un comentario el “¡Saint Nicolas/Sinterklaas ha llegado cargadito de regalos!

  1. dependoneoporbelgium
    diciembre 6, 2013

    Reblogged this on De pendoneo por Belgium and commented:
    Soon in English!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 6, 2013 por en Bélgica, Belgium, Curiosidades, Visitbelgium y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: